Cómo hacer una oferta que no podrán rechazar

Probablemente hayas oído hablar de sitios de «venta». Dependiendo de la situación, este término se refiere a diferentes recursos. Por ejemplo, una tienda online normal o un sitio de una página que se ofrece agresivamente para comprar un producto milagroso con descuento en este momento o simplemente una «tarjeta de presentación» informativa de una empresa, sobre los textos para los que ha trabajado un autor talentoso.

La principal diferencia entre un sitio de «venta» es la presencia en él de información detallada sobre un producto o servicio específico. Los detalles son especialmente importantes. Compárese: «Hacer sellos – llamar» y «Hacer sellos – de 2 días y 200 rublos. Entrega dentro de la ciudad «. ¿A cuál de estas empresas irías?

¿Cómo hacer un sitio de «venta»?

Desde un punto de vista técnico, todo es sencillo. Si solo tiene una o varias ofertas, entonces un «sitio especializado» será suficiente. Seleccione una página separada para cada oferta. Para un surtido más amplio, el «sitio web de la empresa» es el mejor. Esta tarifa proporciona una funcionalidad de catálogo. Finalmente, cree una tienda en línea para las ventas en el sitio web.

¿Cómo haces una buena oferta?

Se pueden formular propuestas claras en casi cualquier negocio. Dicha oferta contiene una descripción, una lista de características y un precio. En el caso del producto, todo es obvio. Un poco más duro en el sector de servicios. No siempre es posible decir de inmediato cómo será el resultado y cuánto costará. En este caso, la cartera ayuda: ejemplos de trabajos similares realizados anteriormente.

Una foto vale más que mil palabras

La regla de oro de todas las rebajas: mostrar el producto con la cara. En una tienda normal, los productos se colocan en el estante. Las fotos y los videos se publican en Internet. La fotografía te informa sobre tu oferta y te anima emocionalmente a comprar. La foto debe ser grande y de alta calidad. El video es interesante e informativo.

Todo esto se aplica a los servicios: tomar fotografías de los resultados del trabajo, subir videos, capturas de pantalla, escaneos … cualquier ejemplo que demuestre cuál es tu propuesta. El comprador quiere ver el resultado, mostrarlo.

Elija por precio

¿Un visitante de su sitio explorará los detalles o cerrará la ventana del navegador? El precio suele ser el factor determinante. Al observar el precio, el comprador rápidamente toma una decisión: «Puedo pagarlo» o «Está más allá de mis capacidades».

Asegúrese de incluir el precio de su oferta. Los visitantes vienen al sitio para obtener información. «Cuánto cuesta» es casi la primera pregunta que hacen. Si no hay respuesta, la buscarán en otro lugar. Por ejemplo, sus competidores.

Beneficios

El consejo parece simple, pero no siempre es fácil de seguir. Piense en los beneficios. Trate de encontrar de 3 a 5 diferencias clave entre este producto o servicio de sus otras ofertas y no las suyas. ¿Tamaño compacto? ¿Alta resolución de pantalla? ¿Términos mínimos de finalización del trabajo? El conjunto de ventajas debe caracterizar la oferta y diferenciarla del resto de la gama.

Propiedades y beneficios

Es incluso más eficaz utilizar el método de beneficio de propiedad. Su esencia radica en que se habla de las propiedades del producto en cuanto a los beneficios que recibirá el comprador. Por ejemplo, «el tamaño compacto le permite llevar el dispositivo en el bolsillo», «la alta resolución proporciona una excelente calidad de imagen», «entrega inmediata; recibirá su pedido mañana».

Descripción

Al trabajar con los beneficios y beneficios, obtendrá una excelente descripción de su propuesta. Conciso, informativo y comercial. Piensa, ¿es suficiente? En la mayoría de los casos, la propuesta se puede complementar con una descripción detallada con fotografías, ilustraciones y explicaciones.

Existe la idea errónea de que los textos largos no se leen. De hecho, muchos usuarios “navegan” por Internet, abren páginas, siguen enlaces, miran fotografías y no se detienen en largas descripciones. Si miras las estadísticas, parece que casi nadie lee nada.

Pero si hablas con quienes ya han realizado una compra, resulta que han estudiado en detalle todos los textos de tu sitio. Los compradores reales están dispuestos a dedicar tiempo a estudiar descripciones, artículos y cualquier otra información útil.

Preguntas más frecuentes

Hablamos de este sencillo truco en uno de los envíos anteriores. Intente asegurarse de que la descripción del producto o servicio responda a todas las preguntas frecuentes. Para hacer esto, escriba las preguntas que los clientes hagan y actualice sus descripciones.

Deja un comentario